En el post del otro día os enseñé cómo hacer vuestra propia mesa de café a partir de una bobina de madera. Os contaba que había sido todo un descubrimiento para mí, ya que después de una capa de barniz había quedado tal como quería.

La mesita hecha con la bobina es un elemento decorativo que se adapta a cualquier entorno y queda bien en diferentes estilos. Como mi casa es rústica, al barnizarla en color nogal y con el aspecto envejecido que traía de serie, le da un toque distinguido al salón.

En un principio había pensado en ponerle cuerda alrededor. Quería que pareciera que, aunque se estaba usando de mesa, seguía siendo una bobina al uso. Pero os tengo que confesar que me daba mucha pereza, porque tal cual estaba la mesa, con su cristal en la superficie, cumplía con su función perfectamente.  Además, la cuerda que había comprado era bastante gruesa y para clavarla a la bobina y que quedara bien sujeta, necesitaba algo de ayuda.

Pues bien, hace dos días me lié la manta a la cabeza y me puse a ello. Y así es cómo terminé mi mesita de café.

Idea exprés para una mesita de café con bobina de madera

Materiales que utilicé:

  • 50m de cuerda de 1cm de grosor
  • Clavos

Modo de realización:

Para que la cuerda quedara bien sujeta, el primer extremo lo clavé a la madera. Empecé por la parte inferior de la bobina. Seguidamente le fui dando vueltas alrededor, de modo que la cuerda quedase bien tensada. Como la que utilicé era de 1 metro, cuando llegué al extremo final le puse otro clavo para sujetarla. En total utilicé unos 50 metros y con todos procedí de la misma manera.

proceso bobina
Materiales y encordado

Para que la ejecución sea más sencilla, os recomiendo colocar la bobina en posición horizontal. De esta manera podréis hacerla rodar si es necesario cuando clavéis los clavos.

Con esto doy por finalizada mi mesita de café. Espero que os haya servido de inspiración y hagáis algo parecido dándole vuestro toque.

¿Os atrevéis?

Deja un comentario