La entrada de hoy es diferente porque como ya sabéis, la filosofía Pearfect Shop es crear muebles únicos. Pero hay veces que los muebles ya hechos, en este caso un escritorio, tiran mucho.

El próximo día os contaré cómo hice mi primer escritorio, pero hoy os voy a hablar de las ventajas y los inconvenientes que tiene comprarlo ya hecho.

Por qué comprar un escritorio ya hecho

Ventajas

  1. No te rompes la cabeza buscando piezas y herrajes. El mueble, si sabes montarlo, es tal cual sale en la foto y además viene con todo incluido.
  2. El precio, muchas veces, es inferior al que pagas por un mueble a tu gusto.
  3. En la mayoría de tiendas puedes solicitar que te lo lleven a casa e incluso que te lo monten.
  4. El tiempo de espera entre que decides que lo quieres y lo tienes en casa, es inferior al tiempo que pasa si lo tienes que fabricar tú mismo.

Inconvenientes

  1. Muchas veces, aunque nos gusta el diseño, el color no nos pega ni con cola y no se puede cambiar.
  2. Las instrucciones suelen venir medio en chino y alguna vez (me ha pasado) faltan piezas.
  3. El tamaño de estos muebles no se puede modificar. Si es demasiado grande, no lo podrás meter en casa y si es demasiado pequeño, quedará ridículo.
  4. Los materiales suelen ser de baja calidad, ya que el precio que se paga por ellos, no da para un artículo de lujo.

Mi decisión

Pese a todo esto, poniendo los pros y los contras en una balanza, me decanté por el escritorio ya diseñado. En este caso en concreto, la funcionalidad, las dimensiones y el color cumplían perfectamente el estilo que quería para la habitación. Así que me fui a una tienda muy conocida de muebles en la que todos nos hemos perdido alguna vez y cargué con él.

En el momento en el que abres la caja siempre piensas: ¿por qué he hecho esto? ¡La que se me viene encima! Pero por suerte, con este escritorio en concreto, todo fue rápido y fácil. Un consejo en cuanto al montaje de estos muebles, es paciencia, leer bien las instrucciones y hacerlo entre dos personas.

caja escritorio
Escritorio a la espera de ser montado.

Poco a poco con cada pieza que pones vas viendo el resultado y apetece ir rápido para terminarlo. En mi caso, tuvimos que hacer una parada para comer y reponer fuerzas.

escritorio en proceso
Escritorio en proceso.

Finalmente valió la pena y obtuvimos el escritorio que estábamos buscando.

Escritorio montado
Escritorio recién montado.

De momento el color de madera natural que tiene me gusta mucho y encaja con la decoración, pero quién sabe si más adelante le doy un cambio radical pintándolo de algún color vivo.

Y vosotros, ¿sois más de muebles hechos, o de DIY?

Deja un comentario